¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 63 el Mar Ago 01, 2017 3:07 pm.
Últimos temas
» Whispers of the truth (Cedric)
Dom Jun 01, 2014 6:47 am por Skias Lionheart

» ¿En verdad eres tu? {Shadow Shayker}
Jue Mayo 22, 2014 7:59 pm por Shadow Shayker

» Fallen Empires [peticion cambio de boton]
Jue Mayo 22, 2014 1:32 pm por Invitado

» [+18]Retorno al hogar (Ruby)
Lun Mayo 19, 2014 4:45 pm por Holly Jones

» [+18] Everything is posible in Wonderland (Cyrus)
Lun Mayo 19, 2014 4:20 pm por Lucrezia A. Shayker

» Le dedico este video a...
Lun Mayo 19, 2014 3:46 pm por Lucrezia A. Shayker

» Hablemos de la serie!
Mar Mayo 13, 2014 6:45 pm por Regina Mills

» Registro de PB
Mar Mayo 13, 2014 4:00 am por Regina Mills

» Registro de cuentos de hadas
Mar Mayo 13, 2014 3:58 am por Regina Mills

Photobucket
Photobucket





The New York City


Titanic RPG Guardianes Image and video hosting by TinyPic Twilight Moon Photobucket Zelda rol Photobucket Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Stanford University I am shadowhunter BelovedHogwarts London City RPG Fruit of the poisonous tree HOLYWELL CITY RPG Coso Random Cruel Intentions Time Of Heroes El ultimo cosmos Scorpion Flower Image and video hosting by TinyPic



Oro somos y en oro nos convertiremos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Vie Nov 02, 2012 10:51 pm

Pozo de los deseos
Bosque de Storybrooke
2 de Noviembre

El otoño había llegado a Storybrooke y se mostraba implacable para todos sus ciudadanos, incluso para la pobre y triste Rachel, que solamente salía de su casa en días puntuales.
Durante el verano solía tenerlo más fácil para escaparse de su madre, porque durante sus largas ausencias, podía salir, y volvía a casa sin mayor problema. Pero ahora, con la época de frío y lluvias, tenía muchas más explicaciones que dar. Como por ejemplo, por qué hay restos de hojas secas y tierra en sus botas, por qué ha echado el abrigo a la lavadora, o por qué la bufanda está encima del sofá. Como ella no tiene picardía, se le olvida que tiene que recogerlo todo antes de que su madre vuelva.

Había quedado con Lance al atardecer. Él había insistido por teléfono en que fuese por la tarde, pero ella no iba a poder. Tenía que dejar la cena preparada para cuando su madre volviese, y eso tendría que hacerlo por la tarde. Ahora, ya tenía la cena preparada y podía permitirse un pequeño affaire con el joven atractivo chico que ya debía estar esperándola.

Vestía un abrigo morado con cuatro botones que le llegaba casi hasta las rodillas, y una bufanda rosa con la que podía darse cuatro vueltas alrededor del cuello. Debajo, llevaba unos simples pantalones vaqueros y una blusa blanca.
Sus cómodas zapatillas rosas hacían crujir las hojas secas, teñidas de los colores del otoño. Todo gozaba de una tonalidad anaranjada preciosa cuando llegó al pozo de los deseos, esperando ver allí a Lance.
Y sin embargo, no estaba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Vie Nov 02, 2012 11:51 pm

Atravesaba el bosque prácticamente a la carrera. Y sin el prácticamente. Sabía que llegaba tarde, y con el poco tiempo que tenía para estar con Rachel eso era imperdonable. Bueno, esperaba que no fuera tan imperdonable. Llevaba todo el día insistiendo en quedar, y al final se le había echado el tiempo encima. Le había surgido un interrogatorio de última hora en comisaría. Al parecer había desaparecido algo en casa de algún alguien o algo así, y por supuesto el principal sospechoso era él. Para una vez que no hacía nada... Se había pasado las últimas horas diciendo una y otra vez "soy inocente", tanto que casi se lo había creído. Cuando estaba cerca empezó a repetir por lo bajo "que no lleve mucho esperando, que no lleve mucho esperando".

A un par de árboles del pozo de los deseos, se paró en seco, se despeinó el pelo (no fuera a vez que se le hubiera colocado con la carrera), y llegó dedicándole una gran sonrisa a la muchacha que allí estaba. Se acercó en unas cuantas zancadas muy lentas, tratando de recuperar el aliento en esos segundos extra.

- Hola, rubita -saludó, acercándose con paso casual a su lado-. ¿Qué hace una joven como tú en un sitio como este?


Última edición por Lance Fitzroy el Dom Nov 04, 2012 9:31 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 2:03 pm

La muchacha da varias vueltas sobre sí misma para obtener una buena panorámica del lugar, y sin embargo, lo único que atisba, son los árboles. Ni una sola pista de dónde puede estar el maldito Lance.
Seguro que se está metiendo en líos, como siempre. De verdad que no sabe qué es lo que está haciendo con él. Su madre tiene razón. Es una mala influencia.
Saca el teléfono móvil que guarda en el bolsillo del abrigo morado. Abre la agenda, y se siente completamente patética. En ella sólo están el número de Lance y el de su madre. Está a punto de llamar al chico cuando escucha algo a su espalda, y rápidamente se da la vuelta con la mano en alto, estampando la palma abierta en la cara de lo que le haya estado acechando.

Cuando quiere darse cuenta, Lance ya tiene la mejilla roja. Es cuando reconoce al chico, y se siente realmente arrepentida.

-¡Oh, dios mío, Lance! ¡Cuánto lo siento! ¡No te oí llegar, y me asusté, y...! Oh, cielos- habla atropelladamente, con las manos juntas sobre el pecho, en actitud afligida-. Perdóname
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 4:45 pm

Se llevó la mano a la mejilla golpeada. Su preciosa sonrisa se había convertido en una mueca extraña, congelada por semejante tortazo. No le había dolido, en realidad, pero se había llevado un buen susto con esa reacción. Se frotó la zona enrojecida.

- ¿Tan tarde llego? -preguntó, y al momento Rachel se deshizo en disculpas. Fitz respiró hondo y sonrió de nuevo-. No pasa nada, no me has saltado ningún diente -dijo, y se sentó en el borde del pozo-. Pero la próxima vez creo que me colgaré un cascabel del cuello.

O mejor no. Por muchos tortazos que recibiera siempre era mejor que ser pillado por la madre de la joven. Ya no albergaba esperanzas de poder arreglar su relación con su... con la madre de Rachel, así que lo mejor era evitarla.

- ¿Has tenido problemas para venir? -sabía que esa mujer siempre la estaba controlando. Nadie le aseguraba que no tuviera espías por la ciudad, y que en ese momento todo lo que hablaban estuviera siendo grabado.


Última edición por Lance Fitzroy el Dom Nov 04, 2012 9:33 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 4:57 pm

Ella lo sigue con la mirada, hasta el momento en que él se sienta el el borde del pozo, y cuando le pregunta si llega muy tarde, ella se limita a negar con la cabeza, sonrojada todavía por la vergüenza. Le ha partido la cara. ¡Oh, sí, le ha partido la cara! Buah, es una tía fuerte. Y su madre se cree que no.
Pero qué mal, ha pegado a su novio. ¿Eso puede considerarse violencia de género? e.e

-Tranquilo, es la hora. Solo que... bueno, creí que tú ya estarías aquí esperando, como un caballero ò_o- al principio habla tímidamente, pero al final lo regaña, en broma, con gesto severo.

Se acerca a él, según está sentado en el pozo, y se acomoda entre sus piernas, arrebujándose contra su cuerpo para no pasar frío.

-No, hoy no. Solo he tenido que preparar la cena. También he terminado mi última pintura- le dice, aunque esta última frase es prácticamente ininteligible porque habla con la boca pegada a la chaqueta.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 5:33 pm

Soltó una carcajada cuando Rachel lo regañó, divertido ante esa idea tan absurda.

- Creo que solo hay una cosa en la que me parezco a un caballero, y es en el género, rubita -comentó, mientras se acercaba a él-. He tardado porque he tenido que pasar por comisaría. Pero prometo que esta vez no he hecho nada malo, es que Graham me tiene manía.

Tal vez manía merecida, pero manía al fin y al cabo. Que esta vez le ha retenido sin tener más pruebas que su historial. Indignante.

Cuando Rachel se pegó a él, la envolvió con sus brazos, y cerró los ojos, disfrutando del contacto. Cómo le gustaría poder estar así más a menudo... Ya no sabía en qué idioma pedirle que le plantara cara a su madre. Habían discutido cientos de veces por eso. Al fin y al cabo, era su madre, tampoco la iba a matar por no obedecerla. Pero la chica era demasiado... buena, y obediente. Como la había criado esa dictadora, en otras palabras. Así que se tenía que conformar con lo poco que podía tener.

- Eso es genial -respondió a ambas cosas, en apenas un murmullo-. La próxima vez que me cuele en tu casa me la tienes que enseñar.


Última edición por Lance Fitzroy el Dom Nov 04, 2012 9:33 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 03, 2012 6:15 pm

Rachel mira hacia arriba cuando Lance corresponde a su abrazo y empieza a excusarse. Ella no le ha pedido que lo haga, pero lo hace de todos modos. Bah, es un patán, un charlatán y un embustero. Seguro que sí que ha liado alguna. El Sheriff es un buen hombre, y nunca ha cogido la sobaquera a nadie así. Nunca acusaría a nadie sin pruebas.

-¿Sabes? Pues no estaría de más que aprendieses un poco de cortesía y buenas maneras. Quizá así podrías entrar en mi casa, y no tendría que ser a escondidas. Si fueses un buen tipo, a mi madre le gustarías. Estoy segura.- le dice, y le pone ojillos, para manipular sus sentimientos.

Rachel se separa de él y lo coge de la mano, tirando, para que baje del muro del pozo. Acto seguido, saca su cartera del otro bolsillo del abrigo, y de ella, un dólar de plata.
Vuelve a dirigir la mirada a Lance, con los ojos cargados de ilusión.

-Dicen que cada vez que se viene al pozo de los deseos hay que echar una moneda y pedir uno. Si no, los que has pedido anteriormente, no se cumplirán nunca.- sonríe al chico, y espera que saque él una moneda.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 10:25 am

Fitz iba perdiendo la sonrisa a medida que Rachel hablaba. Sabía que no lo estaba diciendo con mala intención, que solo quería que se llevara bien con su madre, pero no podía evitar ofenderse ante ese "si fueses un buen tipo". ¿Realmente pensaba que era un mal tipo? Ella sabía más que nadie que no robaba por placer, sino por necesidad. No, parecían más bien palabras de la dictadora.

Se mantuvo en silencio, y se dejó bajar del muro. Cuando ella comentó lo del pozo, Fitz enarcó una ceja. Ni siquiera se iba a molestar en mirar en su cartera, sabía que ahí no había más que aire. De su último trabajo había pasado ya casi un mes, y de su último trabajillo no le quedaba gran cosa después de haber pagado el alquiler del mes. Asintió, aún meditabundo, y adelantó la mano hacia ella en un claro gesto de "si quieres que tire una moneda tendrás que dármela tú".

Qué poco le gustaba esa vida. Suspiró, y miró hacia el pozo al hablar.

- Así que crees que soy un mal tipo -dijo, y sonrió de una forma muy poco alegre.


Última edición por Lance Fitzroy el Dom Nov 04, 2012 9:34 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 1:46 pm

Rachel asiste a todos los cambios que se producen en el rostro de Lance, y pronto se da cuenta de que ha metido la pata. Pero ella lo ha visto en la televisión. Se llama terapia de choque. Tiene que decirle todas esas cosas así, de golpe, y se quedará traumatizado y cambiará de actitud.
O eso, o deja de hablarla para siempre. Pero Rachel ha pasado mucho tiempo de su vida sola. Lo de la empatía no lo lleva bien Very Happy . Se le da bastante mal adivinar los sentimientos de los demás.

Él levanta la mano para que ella le dé una moneda, y ella niega con la cabeza, refunfuñando, y saca la cartera de nuevo. De ella saca otro dólar de plata, brillantito y super limpio, y se lo pone en la mano, intentando ser brusca, pero cuando lo suelta, no puede evitar hacerle una sutil caricia.

-Eres alucinante . ¿Te parece normal? Los chicos normales siempre invitan a sus novias. Y en nuestro caso, siempre soy yo quien te está dando dinero- le increpa, con el dedo acusador clavado en el pecho del chico-. Y sí, pienso que eres un mal tipo. ¡Y una mala influencia! Pero eso no hace que te quiera menos, ¿me oyes?

Acto seguido, se gira al pozo, y aprieta el dólar de plata en la mano.

"Que Lance cambie, y se vuelva un buen chico, por favor..." desea, pero antes de lanzar la moneda, recapacita y se da cuenta de que como Lance le gusta, es así. Y si cambiase, perdería su encanto.

-Para que tengamos nuestro "felices para siempre", ¿vale?- le dice a Lance, con una sonrisa optimista, y lanza la moneda al pozo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 5:10 pm

A estas alturas Fitz estaba incluso cabreado con Rachel. Le estaba llamando de todo como quien no quiere la cosa. Menos mal que le quería, porque si no... Escuchó todo lo que decía su... ella con el ceño fruncido. Sabía de sobra lo que hacía la "gente normal". Tener una relación estable, un trabajo estable, apalancarse en un lugar también estable, y dejar pasar los días hasta morirse. Eso no era para Lance Fitzroy. De todas maneras, con respecto a la moneda sí que se sentía un poco avergonzado. Pero, por supuesto, no iba a dejar que ella lo supiera, y menos tal y como estaban las cosas.

Así que agarró el dólar y, mientras se le pasaban por la cabeza los mil y un usos que le podría dar, todos ellos bastante mejores que el de pedir un deseo, lo lanzó al pozo. Solo cuando oyó cómo ambas monedas caían al agua se giró hacia Rachel. La cogió por la cintura, aún frunciendo el ceño y, todo hay que decirlo, de una manera un tanto brusca.

- ¿Qué es lo que esperas de mí, Rachel? -preguntó, más serio de lo que había estado en su vida-. Defíneme ese "felices para siempre".

"Y, por favor, que no contenga un "que te lleves bien con mi madre, quedarnos a vivir con ella en Storybrooke, casarnos y tener muchos hijos a los que cuidar"."
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 10:06 pm

Él lanza la moneda, y todo el tiempo mantiene un gesto de desagrado. Rachel no sabe por qué. Ha sido sincera con él, y eso es bueno, ¿no? Siempre hay que decir la verdad. Mentir está muy mal, y hace daño a la gente. Además, después de todo le ha dicho que le quiere. Y no es que lo haga a menudo. La chica es bastante ñoña, pero decir a alguien que lo amas son palabras mayores, y solo hay que pronunciarlas cuando se está bastante seguro.

Las dos monedas caen, y de repente se ve agarrada por la cintura, y los dos quedan cuerpo contra cuerpo. Cuando él le habla, tan serio, frente a frente, su aliento forma volutas a causa del frío del ambiente, y a ella por un momento le tiemblan las piernas. No sabe por qué, si de miedo, de amor, o de otra cosa.

-Que te lleves bien con mi madre, quedarnos a vivir en Storybrooke, casarnos y tener muchos hijos a los que cuidar. Las cosas normales que una chica quiere- le dice, simplemente.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 10:20 pm

El terror que se vio reflejado en sus ojos era algo que no podía disimular. Lo había clavado. Negó con la cabeza, contrariado. ¡Esta chica pretendía cambiarlo por completo! ¡Solo lo veía como un prototipo al que perfeccionar y pulir! Ay, él que la quería tal cual era, sin cambios, sin pegas, sin peros...

No, no, seguro que lo había interpretado todo mal. O peor, seguro que esas ideas se las había metido a martillazos la loca de su madre. No era la primera vez que se dejaba ver la ineptitud de Rachel para las relaciones sociales, o lo manipulada que estaba. Tomó aire, tratando de calmarse, y sonrió.

- Ya, suena muy bonito, pero ¿no te gustaría viajar? Quiero decir, esta ciudad es muy pequeña, y ahí afuera -dijo, abarcando la nada con su mano- hay un mundo lleno de cosas maravillosas que ver -y tenían que ser mejor que lo que allí había, aunque solo fuera por estadística-. ¿No te gustaría verlas conmigo? -preguntó, cogiéndola de las manos y mirándola directamente a los ojos.

Ahora los suyos estaban llenos de ganas e ilusión. Oh, cómo le gustaría dedicarse a recorrer el mundo, a ver los mil lugares que tenía que ofrecerle... Y para eso no podía haber niños de por medio, oh, no. No se veía visitando los lugares más exóticos del planeta mientras estaba preocupado por la niñera que habían contratado. De eso, nada.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 10:37 pm

La cara de Lance es un poema después de lo que ella le dice. Ya está, ya la ha liado. No hay vuelta atrás, y se va a enfadar con ella. O peor, la va a dejar, porque Rachel pretende que él sea algo que no es.
Pero todo sería tan sencillo si él cambiase...

Sin embargo, la joven se pone contenta de golpe, al ver la ilusión del chico reflejada en sus ojos. Siempre pasa lo mismo. Cuando Lance habla del exterior, y de todas las aventuras que puede vivir, se anima, pero no es consciente de que eso... bueno, no puede ser. ¿Qué va a hacer su madre si ella se va?

-Oh, Lance, claro que me gustaría, pero... no sé... prácticamente no he salido de mi casa en años, y el pueblo todavía es grande para mí. Deja que me adapte, y aspire a conocer mundo más tarde. Lo que tengo claro es que quiero estar contigo. ¿Dónde? No me importa. Pero... ¿cómo íbamos a mantenernos? Todo es muy difícil.

Se ahorra el decir: "No puedes prometerme oro cuando ni siquiera dispones de cobre".
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 10:54 pm

Suspiró, resignado. Ella no buscaba aventuras fantásticas, solo quería tener una vida relajada junto a él. Ver mundo no era una prioridad o un sueño, solo una posibilidad. Pero, claro, ¿dónde empezaba el "ver mundo" para una joven que se había pasado su vida encerrada en casa? De nuevo, no podía evitar culpar de todo aquello a su maldita madre. No creía que en algún momento pudieran llevarse bien.

Pasó por alto el hecho de que le estaba diciendo "contigo no, muerto de hambre" llamando pobre, solo por evitar otro enfrentamiento absurdo que no llevaría a ninguna parte. De sobra sabía que para viajar había que tener dinero, pero había formas de conseguirlo... Bueno, tal vez esas formas a ella no le gustaran tanto. Aunque, pensándolo bien, por un motivo como ese sí que valdría la pena buscar un buen trabajo estable, solo por un tiempo un poco más largo de lo habitual.

Tal vez Fitz le estaba pidiendo demasiado, pero ella no se estaba quedando atrás. Todas esas ideas de casarse y tener hijos... Todavía resonaban en su cabeza. Suponía que en algún momento querría sentar la cabeza, pero no era ese momento, no, ni por asomo. Y le extrañaba mucho que ella dijera con tanta soltura ese tipo de cosas. Levantó la mano y le acarició el rostro con suavidad. Tenía que tener paciencia, y lo sabía, pero a veces le podían las ganas. "Ganas de vivir".

- Es difícil, pero no imposible. Podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos, Rachel, cualquier cosa -enfatizó esas dos palabras par que quedara bien clara la idea-. Pero será como tú quieras. Si tú quieres esperar, esperaremos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Lun Nov 05, 2012 5:17 pm

Una vez más, se siente culpable de tener atado al pobre Lance a ese pequeño pueblo de Maine. Él estaría encantado su pudiese vivir aventuras por todo el mundo, y por ella no ha ido más lejos del cartel de bienvenida. Se siente culpable por ella misma, por haberle cubierto el día que se coló en su casa con el sheriff pisándole los talones. Si no hubiese querido saber nada de él en ese momento, todo habría sido más fácil, porque se lo habrían llevado detenido, y ella habría seguido pintando... en su casa... con su madre...

¡Pero qué está diciendo! No son más que chorradas. Lance es lo mejor que le ha pasado en la vida. Es él quien ha encendido la chispa de la curiosidad por el mundo. Si él no hubiese aparecido así, sin más, ella ni siquiera se habría atrevido a adentrarse en el bosque, tal y como ha hecho ahora. Habría seguido aterrorizada tan solo con cruzar la verja de su jardín.

-Gracias, Lance. Eso dice mucho de tí- le dice.

"Y de lo mucho que me quieres" piensa.

Sin embargo, se calla, y se limita a sonreír cándidamente. Alza la mano para acariciarle la mejilla, y le da un beso corto en los labios. Cuando se separan, vuelve a dirigirle otra sonrisa.

-He de irme. El sol se está ocultando, y mi madre llegará de trabajar pronto. Quiero tenerlo todo recogido para cuando venga.

Rápidamente, se gira en la misma dirección por la que ha venido, arrebujándose en su abrigo morado, helada, ahora que se ha separado de Lance, y antes de desaparecer entre los árboles, vuelve a dirigirse a él.

-Esta noche te mandaré un mensaje
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Invitado el Lun Nov 05, 2012 8:37 pm

"¿Como que no soy tan mal tipo?" le hubiera gustado preguntar, pero ese beso hizo que se le olvidara cualquier asomo de resentimiento que quedara por los comentarios de la rubia. Si en el fondo no podía enfadarse con ella. Al menos no durante mucho tiempo. Y tampoco era que se enfadara con ella en concreto. Más bien con sus circunstancias, que de alguna manera le habían llevado a ser así. Y su madre era sus circunstancias.

Apenas había empezado a arreglarse las cosas cuando ella ya estaba diciendo que se tenía que ir. Habían tirado el poco rato que tenían juntos en discusiones más que oídas y que no llevaban a ninguna parte. Y encima había llegado tarde. No había sido su mejor cita, definitivamente.

- Preferiría una llamada -murmuró, seguro de que no lo iba a oír, y levantó la voz para que oyera lo siguiente-. Que no se te olvide -dijo, y volvió a bajar el tono-, por favor.

Se quedó allí, mirando cómo se alejaba, hasta que la perdió de vista. Entonces se encaminó a la ciudad por otro camino, ya con el móvil en la mano preparado para recibir el mensaje.

Fin del Rol
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Oro somos y en oro nos convertiremos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.